Wiki Berserk
Advertisement

"Lápida de llamas" (炎の墓標 Honō no Bohyō?, titulado igual en el doblaje español) es el episodio 18 del anime Berserk. Fue estrenado el 10 de febrero de 1998. Adapta los episodios del 31 al 33 del manga.

Argumento[]

"Tal vez el mundo en que vivimos esté gobernado por algún ente, alguna ley trascendental como la Mano de Dios que gobierna el destino de los hombres. Y las decisiones que creemos tomar libremente tan sólo son hechos predestinados."
– Introducción de cada episodio.


Griffith se desploma en medio del brindis al consumir una copa de vino envenenada. Los capitanes de la Banda del Halcón y la princesa Charlotte se ven afectados ante este suceso, mientras que la reina y los nobles conspiradores sonríen. Por su parte, Guts desaparece del palacio. Laban y Owen ordenan rápidamente el cierre de las puertas. Aún así, el camarero conspirador logró huir del castillo de Wyndham sin ser descubierto. Mientras cabalgaba mofándose de ganar una suma más elevada que gente como él ganaría en diez años, es asesinado por Guts, quien se encontraba con una capa que cubría su atuendo y un gran sombrero. Más tarde, en lo alto de una torre, el grupo de nobles conspiradores junto a la reina felicitan a Foss por el éxito de su plan. La reina nota que Foss no está bien y le pregunta qué sucede y por qué luce tan pálido, a lo que este responde nervioso que está bien y que debe ser una ilusión por la luz de la vela. Uno de los nobles pregunta si están realmente seguros que nadie sospechará de ellos, ya que cabe la posibilidad de que capturaran al camarero y los delatase, a lo que Foss notifica que recibió un informe de que uno de sus subordinados se encargó de él, elogiándolo los nobles por tomar "medidas preventivas". Foss se retira alegando que irá a ver cómo está la situación fuera. Los nobles se sienten orgullosos de haberse deshecho de la "mancha" que supone el Halcón a su grandeza y patria, alegando que sólo los que han nacido en la nobleza tienen el derecho de gobernar. La reina recuerda el encuentro entre Griffith y Charlotte antes de la última campaña, y suspira aliviada de que el linaje real se haya preservado. Repentinamente, una gran cantidad de humo emerge de abajo. Uno de los nobles intenta abrir la puerta (la cual desprendía llamas desde afuera), pero esta estaba bloqueada. Al intentarla derribar con una silla, es quemado por unas abrasadoras llamas junto a los nobles que estaban cerca.

La reina, horrorizada, se asoma a la ventana, descubriendo que la torre está incendiándose. Al preguntarse el porqué de lo sucedido, se percata que quien se encuentra afuera de la torre es ni más ni menos que Griffith, a quien creía muerto. La reina exclama que estaba segura que los médicos habían confirmado su muerte. El Halcón responde que eso fue arreglado para su plan. Él explica que en realidad lo que se le sirvió en la bebida era un mejunje hecho en base a beleño, el cual causa un estado de muerte transitoria a su consumidor. La reina maldice al Halcón y le reclama por matarla. Griffith se despide afirmando que esto es la guerra, y que no hay lugar para espectadores, alegando que aquellos que mueren en la guerra no son ni la realeza, nobleza ni la plebe, sino los perdedores. Al retirarse, el Halcón dice a Foss, quien se ocultaba en un pilar, que todo ha terminado. Foss le pregunta cómo se dio cuenta que estaban conspirando contra él. Griffith responde no saber realmente, aunque afirma que desde el momento que lo vio antes de la batalla de Doldrey, sabía que Foss no permitiría su existencia de ninguna forma. Con una mirada inquietante, le explica que cuando el hombre se encuentra con algo o alguien a quien le teme, sólo tiene dos opciones: o subordinarse a aquello o atacarlo superando su miedo. Griffith afirma saber que no era del agrado de los nobles conservadores y que en algún momento se pondrían en su contra, pero confiesa no poder saber quiénes específicamente conspirarían contra él. Al intuir que Foss era uno de ellos, encontró la forma de que este los reuniese a su muerte. Sin embargo, confiesa que fue imprevisto que la reina se involucrase en ello. Foss se arrodilla ante el Halcón, frustrado y temeroso al haber traicionado a sus compatriotas. Griffith toma la hoja con la que Foss realizó el pacto de sangre con los nobles y la rompe, pidiendo al ministro un acuerdo de no agresión, asegurándole que le devolverá lo que le prometió.

Más tarde, Foss se reencuentra conmovido con su hija, Elise, mientras que Griffith paga a los sujetos que la habían secuestrado. Al retirarse los secuestradores, estos se dicen entre ellos que de cortar relaciones con el Halcón, lo delatarán para hundirlo. Sin embargo, son asesinados por Guts, quien de antemano se encontraba preparado para ello. Griffith finalmente exhausto dice que ya ha terminado todo. Guts le pregunta si es seguro dejar con vida a Foss, a lo que Griffith responde que sí, suponiendo que ha aprendido su lección. Guts agradece que todo haya salido bien, a lo que Griffith le pregunta si considera que es cruel al haberlo involucrado en tal matanza, sin ensuciarse él las manos. Guts se mofa, diciendo que es ridículo que le pregunte eso a quien ha matado cien hombres él solo. Finalmente, recuerda a Griffith que lo ha hecho por defender su sueño, exhortándolo a regresar con los demás para que no se preocupen. Mientras se van, Guts menciona al Halcón que se perdió ver a Casca con vestido al estar "muerto". Guts y Griffith regresan con sus compañeros, quienes corren a ver al Halcón, a quien creían muerto. Casca, llorando, abraza a Griffith. Este la consuela y elogia su aspecto.

Posteriormente se realiza el funeral de la reina de Midland. Durante el mismo, unos guardias rumorean que los responsables de tales actos fueron infiltrados radicales de Tudor o de incluso otra nació, mostrándose descontentos por mancillar la paz por la que tanto han luchado. Un tiempo después, en una noche de nieve, Guts alista sus cosas y se retira mientras varios de sus compañeros dormían. Casca, quien se encontraba leyendo un libro, ve por la ventana a Guts con una mochila en su brazo. Casca se apresura a llegar a Guts, pasando por el lado de Corkas y Judeau. Al abordar a Guts, intenta persuadirlo para que se quede, ya que, a pesar de haberse llevado mal tanto tiempo, han luchado y resistido juntos como camaradas. Dado que apenas está comenzando a dar frutos su esfuerzo, considera que es demasiado pronto para hacerlo. Pero Guts, convencido, le responde que ya no puede vivir atado al sueño del Halcón.

Vista previa del siguiente episodio[]

Personajes[]

Diferencias con el manga[]

  • Guts mata al camarero conspirador con un corte en el abdomen. En el manga lo decapita.
    • Al matarlo Guts, el camarero cae del caballo y este último se marcha. En el manga el camarero sigue en el caballo unos momentos después de ser decapitado.
  • Debido a la omisión del momento que revela la relación entre la reina de Midland y Julius en el episodio anterior, se remueven todas las alusiones a esto cuando la reina se encuentra en la torre.
    • Cuando la reina piensa que "se ha preservado el linaje", en el manga piensa que al fin Julius podría descansar en paz. Además, antes del pensamiento, el anime añade un analepsis del encuentro entre Griffith y Charlotte antes de partir este a la última campaña de la Guerra de los Cien Años.
    • La reina al reclamar a Griffith, no menciona que le matará como a Julius.
  • La expresión intimidante y sombría de Griffith a Foss es diferente al manga, ya que en el manga sólo se detallan sus ojos mientras el resto de su cuerpo se ve cubierto por una sombra.
  • Elise, hija de Foss, no se muestra cuando regresa con su padre. Sólo se puede escuchar la interacción entre ellos.
  • Griffith mira de forma intimidante a los secuestradores. Griffith en el manga mantiene su gesto neutral.
  • Cuando Guts se encuentra con los secuestradores, se muestra el corte y al retornar estos aparecen muertos. Esto es igual en el manga, con Guts apareciendo en una página apunto de atacarlos y ya en la siguiente aparecen muertos. Sin embargo, en el anime todos los secuestradores tienen cortes en el abdomen, mientras que en el manga uno tiene parte de su cabeza desgarrada (exhibiendo sus sesos) y otro decapitado.
  • Se omite la queja de Guts al no permitirle Griffith tomar el dinero pagado a los secuestradores.
  • Se omite cuando Guts da una palmada en el hombro a Griffith para marcharse.
  • En el funeral de la reina, no se relata sobre los rumores de que los atentados sean obra de radicales de Tudor o de otra nación. En su lugar, se añaden secuencias de guardias discutiendo sobre esto.
    • La conclusión de la narración original del manga "lo cierto es que la situación ha generado cierta tensión entre las naciones ya pacificadas, aunque realmente no se ha encontrado alguna pista que explique el porqué de los atentados. La verdad se ha enterrado en la oscuridad" es omitida por ello.
  • A diferencia del manga, no se dicen los lapsos de tiempo pasados (como que pasaron varios días antes del funeral y que pasó un mes antes de que Guts decidiera irse definitivamente). En su lugar se extienden unas secuencias de paisajes nevados.

Navegación[]

Episodios de Berserk (1997)
"Espadachín Negro" · "Banda del Halcón" · "Primera campaña" · "Mano de Dios" · "Ráfaga de espadas"
"Zodd el Inmortal" · "El dueño de la espada" · "Conspiración" · "Asesinato" · "Algo valioso"
"Batalla" · "Dos personas" · "Preparado para morir" · "Hogueras de sueños" · "Batalla decisiva"
"Conquistador" · "Momento de gloria" · "Lápida de llamas" · "Separación" · "Chispas"
"Confesión" · "Infiltración" · "La víspera" · "Eclipse" · "El momento eterno"
Advertisement