Wiki Berserk
Advertisement

"Dos personas" (ふたり Futari?, titulado igual en el doblaje español) es el episodio 12 del anime Berserk. Fue estrenado el 23 de diciembre de 1997. Adapta los episodios 16, 17 y 18 del manga.

Argumento[]

"Tal vez el mundo en que vivimos esté gobernado por algún ente, alguna ley trascendental como la Mano de Dios que gobierna el destino de los hombres. Y las decisiones que creemos tomar libremente tan sólo son hechos predestinados."
– Introducción de cada episodio.


Al inicio del episodio, Casca recuerda por un instante el momento que conoció a Griffith, hasta que despierta, observando a Guts. Este le explica la situación mientras que ella se da cuenta que está desnuda, procediendo a golpearlo y a arrojarle cosas. Guts se molesta y le recrimina que de no hacerlo se hubiese muerto de frío, así como por no agradecerle salvarla, declarándole que de no ser mujer ya le hubiese volteado la mandíbula. Al escuchar aquellas palabras, Casca recuerda los comentarios sexistas de Adon. Guts se queja de que ella siempre se enoja por todo, considerando esa la razón por la que las mujeres no deberían aspirar a ser guerreras. Casca entonces rompe en llanto, declarando no haber deseado nacer mujer. Guts pide disculpas, pero es atacado nuevamente por Casca, teniendo que someterla del cuello para que se calmase. Posteriormente, Guts le presta su camiseta. A pesar de que Casca parece estar molesta por ser salvada de entre todas las personas por Guts, este último intenta charlar con ella, preguntándole por qué se unió a la Banda del Halcón. Casca le responde que por Griffith.

Casca relata que ella provenía de un pueblo pobre ubicado en un barranco. Relata que las tierras eran estériles, por lo que era muy común pasar días sin comer. También menciona que muchos fallecían en la temporada de invierno. Para empeorar las cosas, el pueblo se encontraba en una zona al borde de los campos de batalla, siendo frecuentemente afectados por escaramuzas. Esto obligaba a muchos a huir en las montañas mientras observaban cómo sus hogares eran saqueados por mercenarios. Un día, un noble que pasaba por ahí se fijo en ella, ofreciendo a su padre darle una mejor vida como sirvienta. Su padre acepta, considerando ella que era lo normal al ser ella la menor de seis hijos, por lo que era la menos útil en el trabajo y una boca más que alimentar. En realidad, el noble compró a Casca con intenciones sexuales, por lo que intenta abusar de ella en medio del camino al castillo. Casca logra salir del carruaje, pero es alcanzada por el noble, que desgarra sus prendas para violarla en medio del campo. Repentinamente aparece Griffith, arrancando una oreja al hombre. Griffith critica el actuar del noble, mientras que Casca observa maravillada al Halcón, considerándolo como un ángel descendido del cielo. Sin embargo, el Halcón arroja una espada, alegando que si tiene algo que proteger, que la tome. Casca la toma y mata al noble, cuestionándose si realmente ella lo atacó o él simplemente se lanzó a sí mismo hacía su muerte. Aterrada por ser su primer asesinato, el Halcón con un solo y profundo suspiro la tranquiliza. Luego, la Banda del Halcón aparece tras saquear el carruaje. Casca implora al Halcón que la lleve con ella, mientras que Corkas le advierte que ese no es lugar para chicas ni niños y que regrese a casa. Casca se niega, afirmando que el guardia del pueblo es igual a aquel noble, por lo que se metería en problemas si se enterasen que ella lo mató, confesando no ser muy buena excusándose. Entonces, el Halcón le dice que seguirlo o no es su decisión, afirmándole con una sonrisa que ella ya le demostró que sabe pelear.

Al terminar de hablar de su pasado y su encuentro con Griffith en el anterior episodio, Casca afirma que desde aquel día todo cambió para ella, sintiendo que estaba viviendo un largo sueño. Casca afirma a Guts que idolatraba al Halcón, considerándolo como una especie de milagro, pues parecía difícil de creer que un grupo de mercenarios jóvenes siguiesen con tanto anhelo a un joven plebeyo como ellos y que además ganasen batallas. Luego, Casca relata una serie de anécdotas de la Banda del Halcón y Griffith:

Hace un tiempo, la banda llegó a trabajar con un poderoso noble, el cual gozaba de mala reputación. Casca afirma que los peores rumores sobre él no estaban relacionados precisamente a sus logros, más bien a sus deseos carnales. Casca relata que ese hombre estaba rodeado de niños que supuestamente fueron contratados para servir como criados domésticos, pero que en realidad eran niños raptados como esclavos sexuales. Casca expresa haber sentido asco y miedo en aquel lugar, recordándole a aquel traumático momento de su vida. Sin embargo, nuevamente fue calmada por el Halcón, recalcando esa aura especial que daba la percepción de ser más que una persona ordinaria.

Después de unas cuantas escaramuzas, un niño de diez años que se unió a la banda medio año antes, falleció en el campo de batalla con una flecha en el pecho. No destacó mucho durante su estancia en el grupo, y Casca ni siquiera sabía su nombre, pero Griffith se vio afectado profundamente. Recordaba con cariño al infante, ya que este solía mirar al Halcón como una especie de héroe, recalcando su admiración a los caballeros al poseer un juguete de uno. Griffith reflexiona triste sobre la muerte del infante, preguntándose si fue su sueño el que acabó con el infante y su propio sueño. Casca entonces dice a Guts que jamás había visto al Halcón comportarse así, por lo que desde ese momento su percepción de él cambió a una menos idealizada.

Una tarde, cuando regresaba al castillo, Casca encuentra a Griffith sin camisa en el balcón, siendo abordado por aquel infame noble, el cual toca al joven en el hombro, procediendo a retirarse con él. Guts, al escuchar eso, no se lo puede creer, expresando cierta incomodidad. Casca continúa su relato. Al no poder dormir esa noche, se encontraba caminando en un río cercano al castillo bastante temprano en la mañana. Entonces, ella se topa con Griffith bañándose ahí. Ella intenta irse, pero el Halcón le pregunta si le da asco. Casca, incómoda, no sabe bien qué decir, preguntándole qué hacía con ese noble. Al no ver respuesta, ella intenta sugerir otra cosa, pero Griffith le confirma que es lo que ella se imaginó. Griffith le explica que necesitaba dinero para costear los gastos que conlleva la guerra, ya que estaba perdiendo bastantes tropas, preocupándose a pesar de ganar múltiples batallas. Entonces, Griffith, abrumado, se empieza a desgarrar los brazos mientras explica a Casca que su sueño únicamente puede ser cumplido con los cuerpos y sangre derramada de sus camaradas. Casca llorando abraza al Halcón, pidiéndole que pare. Griffith toma de la mano y el hombro a la chica para tranquilizarla como de costumbre, aunque en esa ocasión parecía hacerlo para ocultar sus propias inseguridades. Entonces Casca dice que el sueño de Griffith es genuino, considerando que él no es alguien fuerte, sino alguien que se hace fuerte en pro de conseguir sus objetivos. Casca culmina expresando su deseo de estar al lado del Halcón, como su espada...

Terminando de contarle su relación e historia con Griffith, Casca dice a Guts que desea ser la espada que defienda el sueño de el Halcón. Ella aseguraba ser la mayor confidente de Griffith, pero eso se desmoronó con la llegada de Guts. Entonces ella confiesa envidiar a Guts, ya que jamás el Halcón había deseado que alguien en específico se uniera a la banda, además de considerarlo tan valioso, al punto de mostrar una faceta impulsiva, inusual en él, cuando se trata de la seguridad de Guts. Casca arremete llorando, exclamando que le molesta cómo Guts se toma todo a la ligera, poniendo en peligro a la banda por sus acciones impulsivas, temiendo que por culpa de él, el sueño de Griffith caiga. Guts en ese momento se percata que ya los enemigos los están buscando, por lo que insta a Casca a retirarse por el atardecer.

Vista previa del siguiente episodio[]

Personajes[]

Diferencias con el manga[]

  • Casca se encuentra arropada por unas hojas en lugar de la capa de Guts en el manga.
    • Sin embargo, si se cubre con ella al pelear con Guts.
  • Aunque al inicio del episodio se evita mostrar los pezones a Casca, se le dibujaron cuando iba a ser violada por el noble. En episodios posteriores si se dibujan.
  • Se omite el comentario sexista de Adon que recuerda Casca sobre su suposición de que Casca se acostó con Griffith para tener el rango de comandante. Sólo se mantiene su queja de que una mujer actúe como guerrera.
  • Durante el relato de la infancia de Casca, se añaden unas secuencias de Casca, su familia y el pueblo cosechando para pagar los impuestos de guerra. Se omite la mención específica de los cultivos de ese pueblo (avena).
  • El paisaje con lápidas (y las lápidas en sí) mostrado cuando Casca menciona que muchos morían en invierno es diferente al del manga.
    • Una de las lápidas se asemeja al símbolo religioso de la Santa Sede.
  • Se muestra a Casca y su familia encima de las montañas huyendo de las escaramuzas en su pueblo. En el manga se muestran a unas personas sin identificar, ya que, al parecer, Casca y su familia es tapada en dicho panel por la cara de perfil de Casca.
  • Griffith sólo hace un corte en la cara al noble que intentó violar a Casca. En el manga también mutila una de sus orejas.

Navegación[]

Episodios de Berserk (1997)
"Espadachín Negro" · "Banda del Halcón" · "Primera campaña" · "Mano de Dios" · "Ráfaga de espadas"
"Zodd el Inmortal" · "El dueño de la espada" · "Conspiración" · "Asesinato" · "Algo valioso"
"Batalla" · "Dos personas" · "Preparado para morir" · "Hogueras de sueños" · "Batalla decisiva"
"Conquistador" · "Momento de gloria" · "Lápida de llamas" · "Separación" · "Chispas"
"Confesión" · "Infiltración" · "La víspera" · "Eclipse" · "El momento eterno"
Advertisement